¿Sabías qué?

Origen del café

Se dice que su historia comienza en Kaffa, Etiopía, antiguo Abisinia en las tierras altas de una montaña. 

Un pastor, Kaldi, mientras cuidaba de su rebaño de cabras, se percató de que se comportaban de una manera extraña.​

Al acercarse se dio cuenta de que los animales estaban ingiriendo los frutos de una peculiar planta. Eran granos de un singular color rojo y esto provocaba que las cabras se pusieran muy enérgicas, inquietas, alborotadas…​

El pastor, decidió llevar los frutos y las ramas de ese arbusto desconocido al Abad del monasterio. Cuando las plantas llegaron al monasterio, inmediatamente se mandó preparar una infusión.​

Sin embargo, al degustar el sabor de dicha infusión, el Abad tiró el resto de semillas a un fuego cercano. Un instante después impregnó el lugar de un olor muy agradable que no se sabía de donde provenía.

​Descubrieron que ese olor desprendía de unos granos del interior de los frutos rojos que se habían echado al fuego. Al tostarse, dejaron asombradas a las personas que estaban presentes por tener un aroma muy agradable.​

El Prior del monasterio descubrió que, de las semillas tostadas y trituradas, se obtenía una bebida muy agradable. Esta bebida, ayudaba a estar despierto durante las noches de vigilia.

Sabor

Café de especialidad

“La definición de café de especialidad inicia desde el origen del café, la selección y plantación de una variedad en particular cultivada en una región específica del mundo. El término café de especialidad se refiere a granos de café verde de alta calidad tostados a su máximo potencial de sabor por verdaderos artesanos para después ser preparados adecuadamente bajo estándares determinados.”​

Resumiendo, esta es la lista de las características que definen un café de especialidad:​

  1. El tipo de semilla de café, el lugar y la temporada en la que se planta.
  2. La recolecta, hecha a mano, de las cerezas rojas.
  3. La separación de los granos de café con defectos visibles.
  4. Un tueste adecuado.
  5. Un buen barista.
  6. Un consumidor receptivo.

Atención

Ética comercial

Nuestra filosofía es la misma que la de nuestros productores en los distintos orígenes, artesanía, cariño, fairtrade, ecologismo, pero, sobre todo, la calidad extraordinaria de nuestros productos, gracias a las personas que se esfuerzan en origen por ofrecer lo mejor de sí mismos y hacernos llegar un trocito de su pasión, ¡el café! Por esto mismo, estamos comprometidos a seguir sus valores esenciales


«El café es un bálsamo para el corazón y el espíritu»

Giuseppe Verdi

Dirección

Santander,  Cantabria, España, 39011